El ejercicio mejora la aptitud cerebral a medida que envejece

      Conclusiones clave

      • Mantener una rutina de ejercicios a medida que envejece puede proteger la salud del cerebro, según sugiere un estudio reciente.
      • Un aspecto que ayuda con la función cerebral parece ser el control sobre sus elecciones de ejercicio, lo que puede ayudarlo a mantenerse constante y motivado.
      • El ejercicio ayuda al cerebro de varias maneras, incluida la mejora del flujo sanguíneo.

      Además de ofrecer una amplia gama de beneficios físicos durante el envejecimiento, el ejercicio también puede proteger contra el deterioro cognitivo leve, según una investigación reciente en la revista Intervenciones clínicas en el envejecimiento.

      Acerca del estudio

      Los investigadores reclutaron a 105 hombres y mujeres de 70 a 77 años y los dividieron en tres grupos. El primero realizó ejercicio supervisado dos veces por semana con entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) a una frecuencia cardíaca máxima del 90 %. El segundo hizo un entrenamiento de intensidad moderada al 70 % de la frecuencia cardíaca máxima. El tercero, un grupo de control, realizó al menos 30 minutos de actividad diaria, pero a baja intensidad y no se midió la frecuencia cardíaca.

      El volumen cerebral y el grosor cortical, una medida de la materia gris asociada con la cognición, así como la función cardiorrespiratoria, se midieron después de un año, tres años y cinco años de ejercicio.

      Dra. Asta Haberg

      Especulamos que pasar más tiempo físicamente activo realizando una actividad elegida por el individuo es clave para una mejor salud cerebral.

      —Asta Haberg, PhD

      La aptitud cardiorrespiratoria aumentó significativamente en los tres grupos durante el primer año. En términos de cambios cerebrales, aquellos que ingresaron al estudio con niveles más altos de condición física vieron menos pérdida de tejido cerebral a lo largo de los años, pero incluso aquellos que eran más nuevos en el ejercicio obtuvieron cierto grado de mejora en la memoria de trabajo, según el coautor del estudio. Asta HabergPhD, profesor en el departamento de neuromedicina y ciencia del movimiento en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

      Hubo un aspecto importante de la mejora que no estaba relacionado con la frecuencia cardíaca o el grosor cortical, agrega el Dr. Haberg: era si los participantes sentían control sobre sus elecciones. Por ejemplo, aquellos que podían elegir su actividad, dónde hacían ejercicio y si lo hacían solos o con un compañero de entrenamiento tendían a tener resultados más beneficiosos.

      «Con base en esto, especulamos que pasar más tiempo físicamente activo realizando una actividad elegida por el individuo es clave para una mejor salud cerebral», dice Haberg. «Además, seguir diligentemente las pautas de actividad física proporciona un efecto cardiorrespiratorio significativo en adultos mayores sanos».

      Ese tipo de control también puede ser parte de mantener una rutina regular de ejercicios, sugiere una investigación anterior, porque puede conducir a un mayor disfrute con el ejercicio. Por ejemplo, un estudio señala que alrededor del 50 % de los participantes en programas de ejercicios abandonan los primeros 6 meses, pero aquellos que sienten emociones positivas tienden a tener niveles significativamente más altos de adherencia al programa.

      Por qué el ejercicio ayuda al cerebro

      Hay una serie de razones por las que el ejercicio tiene un efecto en el cerebro, según santosh kesariMD, PhD, neurólogo y neurocientífico del Providence Saint John’s Health Center en California.

      Santosh Kesari, MD, PhD

      Ser sedentario aumenta el riesgo de problemas cognitivos porque no obtiene una circulación óptima en las partes del cerebro relacionadas con funciones como la memoria.

      — Santosh Kesari, MD, PhD

      “El ejercicio aeróbico ayuda con la integridad vascular, lo que significa que mejora el flujo sanguíneo y la función, y eso incluye el cerebro”, señala el Dr. Kesari. «Esa es una de las razones por las que ser sedentario aumenta el riesgo de problemas cognitivos porque no se obtiene una circulación óptima en las partes del cerebro relacionadas con funciones como la memoria».

      Añade que el ejercicio también puede estimular el crecimiento de nuevas conexiones en el cerebro, así como reducir la inflamación en todo el cuerpo. Ambos juegan un papel en ayudar a reducir los riesgos para la salud del cerebro relacionados con la edad.

      un estudio en Medicina Preventiva encontró que el deterioro cognitivo es casi dos veces más común entre los adultos que son inactivos, en comparación con aquellos que realizan algún tipo de actividad física. La conexión es tan fuerte que los investigadores recomendaron fomentar la actividad física como medida de salud pública para reducir la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

      Mantenerse activo

      Aunque existe una amplia investigación que señala que el entrenamiento de resistencia y el entrenamiento de fuerza son beneficiosos para los adultos mayores, aquellos que recién comienzan a hacer ejercicio pueden sentirse menos abrumados al reconocer que todos los movimientos son útiles.

      Por ejemplo, en su información sobre los adultos mayores y la salud del cerebro, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sugieren actividades como bailar, caminar, trabajos ligeros en el jardín, jardinería y usar las escaleras en lugar del ascensor.

      También recomienda hacer actividades rápidas como sentadillas o marchar en el mismo lugar mientras ves la televisión. Para seguir aumentando el ejercicio y encontrar nuevas formas de desafiarte a ti mismo cada semana, los CDC recomiendan llevar un diario simple de actividades diarias.

      Lo que esto significa para ti

      A medida que envejece, mantener una rutina de ejercicios regular puede ser una forma importante de proteger la salud del cerebro, sugiere un estudio reciente. Este nuevo estudio se suma a la riqueza de la investigación que sugiere que la conexión entre el ejercicio y el cerebro es sólida. Además, nunca es demasiado tarde para empezar a hacer ejercicio. Solo asegúrese de hablar con un proveedor de atención médica antes de comenzar un programa de ejercicios.

      atletismosanblas Fit utiliza solo fuentes de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar los hechos dentro de nuestros artículos. Lea nuestro proceso editorial para obtener más información sobre cómo verificamos los hechos y mantenemos nuestro contenido preciso, confiable y digno de confianza.

      1. Pani J, Reitlo LS, Evensmoen HR, et al. Efecto de 5 años de intervención de ejercicio a diferentes intensidades sobre la estructura cerebral en adultos mayores de la población general: un subestudio de la generación 100. CIA. 2021; Volumen 16: 1485-1501. doi:10.2147/CIA.S318679

      2. Gjestvang C, Stensrud T, Haakstad LAH. ¿Los cambios en el estado físico, la composición corporal y el peso están asociados con la asistencia al ejercicio y la deserción entre los miembros del gimnasio? Estudio prospectivo longitudinal. BMJ Abierto. 2019;9(4):e027987. doi:10.1136/bmjopen-2018-027987

      3. Omura JD, Brown DR, McGuire LC, Taylor CA, Fulton JE, Carlson SA. Asociación transversal entre el nivel de actividad física y el deterioro cognitivo subjetivo entre adultos estadounidenses de ≥45 años, 2015. Medicina Preventiva. 2020;141:106279. doi:10.1016/j.ypmed.2020.106279

      4. Centros de Control y Prevención de Enfermedades. La actividad física mejora la salud del cerebro.

      4.8/5 - (363 votos)

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *