Datos nutricionales y beneficios para la salud del helado

      Si bien es posible que no pueda viajar a Italia en un abrir y cerrar de ojos, pueden disfrute de uno de los placeres de una escapada italiana casi en cualquier momento: ¡el helado! Esta delicia láctea cremosa está ampliamente disponible en supermercados y tiendas de postres en los EE. UU. Hecho con una base de crema, leche y azúcar, el helado puede venir en cualquier sabor, desde afrutado hasta chocolateado y vainilla simple (y deliciosa).

      Es posible que haya escuchado que el helado es elogiado por tener un contenido de grasa más bajo que el helado. Y, en general, puede esperar que tenga un poco menos de calorías y grasas que el helado estadounidense tradicional, ya que su receta requiere más leche y menos crema. Debido a que el helado no se bate tan rápido como el helado, también contiene menos aire, por lo que suele ser más denso y cremoso.

      A pesar de su bajo contenido calórico, las altas cantidades de azúcar significan que el helado es un placer para disfrutar con moderación. Aún así, viene con algunos beneficios notables. He aquí un vistazo a los efectos sobre la salud y la nutrición del famoso postre de Italia.

      Información nutricional del helado

      La siguiente nutrición, para ½ taza (88 gramos) de helado de vainilla, ha sido proporcionada por el USDA.

      • calorías: 218
      • gordo: 14,2g
      • Sodio: 54mg
        carbohidratos: 19,5g
      • Fibra: 0g
      • Azúcares: 18g
      • Proteína: 3g
      • Calcio: 103 mg (10 % RDI)

      Carbohidratos

      Alrededor del 35% de las calorías del helado provienen de los carbohidratos, la mayoría en forma de azúcares añadidos. Los carbohidratos restantes provienen de la lactosa que se encuentra naturalmente en la leche y la crema.

      Grasas

      Aunque el helado puede tener menos grasa que el helado, definitivamente no es bajo en este macronutriente. La combinación de crema espesa y leche de vaca, más, ocasionalmente, yemas de huevo, agrega hasta 14,2 gramos de grasa por media taza. Tenga en cuenta que cuanto más crema use en una receta, mayor será su contenido de grasas saturadas.

      Proteína

      Media taza de helado contiene alrededor de 3 gramos de proteína, el 6% del valor diario de 50 gramos. Debido a que esta proteína proviene de productos animales (leche, crema y huevos), proporciona todos los aminoácidos esenciales que su cuerpo no puede producir por sí solo.

      Vitaminas y minerales

      La cantidad de vitaminas y minerales en el helado dependerá en parte de sus adiciones de sabor. Los sabores afrutados como la naranja y la fresa, por ejemplo, pueden recibir un refuerzo de vitamina C, si se usa fruta real en la receta.

      Incluso en la vainilla simple, encontrará una cantidad significativa de un micronutriente importante: calcio. Media taza de helado de vainilla aporta 103 miligramos de calcio: el 9 % de la ingesta diaria recomendada (IDR) para mujeres y el 10 % para hombres.

      Algunas recetas también son una fuente importante de vitamina A. Para determinar las cantidades exactas de micronutrientes en una caja de helado, asegúrese de leer las etiquetas cuidadosamente.

      Beneficios de la salud

      El helado tiene menos calorías que el helado tradicional, pero está repleto de calcio, lo que puede ayudar a desarrollar huesos y dientes sanos. Y, dependiendo de lo que se agregue al helado, podría incluso contener antioxidantes. He aquí un vistazo más de cerca a los beneficios de comer helado.

      Puede ser una mejor opción para bajar de peso

      Debido a que el helado tiende a tener menos calorías y grasas que el helado normal, puede ser una mejor opción de postre cuando intenta perder peso. Simplemente no olvide que el control de las porciones sigue siendo importante.

      Ayuda a construir mejores huesos

      Con un 10 % de la RDI de calcio en una porción de 1 taza, el helado califica como una buena fuente de este nutriente. El calcio ayuda a formar huesos sanos.

      Puede contener antioxidantes que combaten la inflamación

      Así como los micronutrientes en el helado varían según los sabores, también lo hace el contenido de antioxidantes. El helado con sabor a chocolate amargo puede ser una opción rica en antioxidantes, por ejemplo.

      El chocolate negro contiene poderosos antioxidantes que se han relacionado con la reducción de la inflamación, posiblemente ayudando a proteger contra enfermedades del corazón. Mientras tanto, los sabores cítricos contienen la vitamina C antioxidante, mientras que el helado con sabor a arándano viene con una explosión de los famosos polifenoles de las bayas. Sin embargo, es importante recordar que estos antioxidantes se entregan en un alimento con alto contenido de grasas saturadas y azúcar, alimentos que están relacionados con enfermedades del corazón.

      Promueve el disfrute de la comida

      El helado se sirve tradicionalmente en porciones pequeñas con una cuchara en miniatura con forma de pala. Además de ser una forma novedosa de comer un helado, estas señales visuales también pueden ayudarlo a comer su helado más lentamente, saboreando la experiencia a medida que avanza. Las investigaciones muestran que saborear y comer más despacio puede mejorar nuestra sensación de saciedad con porciones más pequeñas.

      Adecuado para una dieta alta en grasas

      A veces, las circunstancias de salud exigen una dieta rica en grasas y calorías. Se puede recomendar a las personas con fibrosis quística, las que reciben quimioterapia o cualquier persona que intente aumentar de peso que incluyan alimentos ricos en grasas en sus planes de alimentación. Con su gran porcentaje de calorías provenientes de la grasa, el helado se gana un lugar en este tipo de dieta.

      alergias

      Si tiene alergia a los lácteos o intolerancia a la lactosa, deberá mantenerse alejado del caso del helado. Para una delicia similar, considere un helado no lácteo o un sorbete a base de frutas.

      Del mismo modo, las personas alérgicas al huevo deben tener mucho cuidado al consumir helado, ya que algunas recetas incluyen yemas de huevo. En caso de duda, pregúntele a su servidor sobre los ingredientes en una receta de helado. O, si compra helado en la tienda de comestibles, observe bien la lista de ingredientes.

      Efectos adversos

      Un cono de helado puede ser una forma gloriosa de canalizar las vibraciones italianas o celebrar una ocasión especial, pero tenga cuidado con las cosas buenas en exceso. Casi todos los helados son muy altos en azúcar. El exceso de azúcar en la dieta puede impulsar el aumento de peso, contribuir al desarrollo de caries e incluso aumentar el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

      El alto contenido de grasa del helado también puede ser problemático para la salud. Demasiadas grasas saturadas en la dieta pueden elevar el colesterol, aumentando potencialmente el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Una vez más, es mejor reservar el helado como una delicia aquí y allá.

      Variedades

      Las variedades de helado no solo incluyen la variedad de sabores esparcidos en el orden del arcoíris detrás de un plato de vidrio. Además de la cantidad casi infinita de sabrosos sabores para elegir, los helados varían según los ingredientes utilizados en su base.

      Algunas recetas incluyen huevos, mientras que otras no; algunos contienen más o menos grasa de la nata. Y algunos pueden incluso tener menos azúcar. También depende de cada fabricante de helados decidir cuánto tiempo batir su producto, lo que determina qué tan denso se vuelve. Encontrar tu variedad favorita puede ser un experimento delicioso.

      Almacenamiento y Seguridad Alimentaria

      Curiosamente, el helado generalmente se sirve a una temperatura más cálida (alrededor de 10 a 15 grados más cálido, para ser exactos) que el helado. ¿El propósito detrás de esta diferencia de temperatura? Un producto más cálido adormece menos la boca, lo que permite una experiencia de sabor más completa.

      Sin embargo, eso no coloca a su heladería en la zona de peligro de temperatura, donde es más probable que crezcan bacterias. La mayoría de las heladerías siguen sirviendo temperaturas alrededor 10 a 22 grados Fahrenheit.

      Cuando sirva helado en casa, es posible que desee dejar que un cartón se descongele un poco más de lo normal para lograr una textura más cremosa y un sabor más potente, pero no lo deje fuera del congelador por mucho tiempo. Si el helado reposa durante 2 horas a 40 grados Fahrenheit o más, es mejor desecharlo. Si se mantiene congelado, el helado tiene una vida útil de aproximadamente 3 a 9 meses.

      Cómo preparar

      En aras de la comodidad, es más fácil comprar helado en el supermercado o en la heladería local, ¡pero también es totalmente posible hacerlo usted mismo! Cuando haces este postre cremoso, puedes personalizarlo a tu gusto.

      Comience calentando 2 tazas de leche y 1 taza de crema juntas en una cacerola sobre la estufa. Mientras tanto, bata 4 yemas de huevo y ½ taza de azúcar con una batidora de mano a velocidad máxima hasta que esté espumoso. Agregue la mezcla de huevo y azúcar a la mezcla de crema tibia y continúe cocinando a fuego medio hasta que comience a espesar.

      Vierta a través de un colador de malla fina en un tazón. Mezcle los sabores que desee, cubra y enfríe la mezcla durante la noche. Finalmente, bata todo el lote en una máquina para hacer helados hasta que alcance la consistencia deseada.

      4.1/5 - (329 votos)

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *